Cuestiones legales después de que una extranjera dé a luz en EE.UU.

Cuestiones legales después de que una extranjera dé a luz en EE.UU.

Debido al principio territorial de Estados Unidos, un niño nacido en Estados Unidos se considera ciudadano estadounidense. Los visados B1/B2 para ir a Estados Unidos a dar a luz se han convertido en una opción popular para muchas madres. Sin embargo, no hay que subestimar las “secuelas” que provoca ir a Estados Unidos a dar a luz, y el recurso a la asistencia social estadounidense para el parto es aún más problemático.

Año: 2018
Solicitante: Sra. Zheng, madre de David (ciudadano estadounidense, 4 años)
Caso: Documento de renovación de pasaporte de EE.UU. (RFE)

Dificultades en este caso:
– La Sra. David Zheng entró en el país con un visado B1/B2 y dijo en la aduana que estaba de viaje y que no tenía previsto dar a luz a un niño en Estados Unidos. Era sospechosa de fraude de visado
– La Sra. Zheng se quedó en Estados Unidos para tener un bebé y utilizó el Medi-Cal de California
– La Sra. Zheng dio una respuesta deshonesta cuando el funcionario del consulado le preguntó si el coste de producción lo había pagado ella misma.

Introducción de fondo:
La Sra. Zheng vive en el sudeste asiático con su marido. Viajó a Estados Unidos con un visado B1/B2 en 2014 y dio a luz a su hijo David. Tras solicitar el certificado de nacimiento estadounidense y el pasaporte para David, la señora Zheng llevó a su hijo de vuelta a su lugar de residencia. Hasta que David cumplió 4 años este año, y se acercaba la fecha de caducidad de su pasaporte, la señora Zheng y su marido llevaron a David al Consulado de EE.UU. para renovar el pasaporte de su hijo.

Pensé que sería fácil para mi hijo renovar el pasaporte, pero inesperadamente, durante la entrevista, los funcionarios del consulado hicieron a la señora Zheng y a su esposa muchas preguntas, como: “¿Por qué fuiste a Estados Unidos estando embarazada? ¿Sabían en la aduana que estaba embarazada? ¿Sabían que ibas a estar en Estados Unidos?”. ¿Tener un bebé?”, “¿Dar a luz en Estados Unidos corriendo con los gastos? ¿Cuánto costará? ¿Dónde está el recibo?” Según su vago recuerdo, la Sra. Zheng respondió que le preguntaron por el embarazo en la aduana en el momento de la entrada, pero negó que tuviera planes de quedarse en Estados Unidos y tener un bebé. Los funcionarios del consulado le dieron siete días para traer los recibos de pago.

Cuando la Sra. Zheng volvió a casa y ordenó cuidadosamente la información del hospital hace cuatro años, descubrió que había solicitado el Medi-Cal de California cuando dio a luz en Estados Unidos . Salvo la pequeña tarjeta blanca y los datos de la solicitud, no encontró el recibo del pago de los gastos de envío.

Ahora la Sra. Zheng estaba completamente aterrorizada. Sabía que lo más tabú en Estados Unidos es mentir. Si no pudiera demostrar que la producción corrió a su cargo y se descubriera que hizo uso de prestaciones médicas, podría ser juzgada por declaración falsa o engaño “Misrepresentation/Fraud” (tergiversación/fraude ), se le denegaría permanentemente la entrada en Estados Unidos y no se le podría renovar el pasaporte estadounidense a su hijo. Este incidente pesaba en el corazón de la Sra. Zheng como una enorme piedra, haciéndola incapaz de pensar en comer y beber durante el día, y dando vueltas en la cama por la noche. La Sra. Zheng encontró Zang Dikai United Law Firm (Tsang & Associates) por recomendación de familiares y amigos, con la esperanza de que podamos ayudarla a superar las dificultades con métodos correctos y eficaces.

Claves del éxito:
Punto clave 1: Declaración jurada personal
El equipo de Tsang & Associates ayudó a la Sra. Zheng a redactar una declaración jurada personal sobre sus antecedentes en el proceso de ir a Estados Unidos a dar a luz y utilizar las prestaciones médicas. Explicó razonablemente que decidió quedarse temporalmente en Estados Unidos para dar a luz por motivos de salud, y que después solicitó y utilizó California Medi-cal por desconocimiento y por recomendación de otras personas, pero que no hubo intención de engañar.

La Sra. Zheng se disculpó sinceramente y pidió perdón, y expresó su voluntad de devolver los costes de producción del año y compensar las pérdidas resultantes. Mediante una declaración jurada tan sincera, la Sra. Zheng puede explicar los hechos con claridad, minimizar el impacto negativo y ganarse la comprensión.

Punto clave 2: Base y documentos justificativos
El equipo de abogados de Zang Dikai clasificó la tarjeta de asistencia médica utilizada por la señora Zheng en aquel momento y la notificación de aprobación de la solicitud. La notificación indicaba que la Sra. Zheng cumplía los criterios de solicitud y los derechos de uso. Además, también buscamos y proporcionamos cuidadosamente las leyes y reglamentos pertinentes, así como los documentos oficiales emitidos por el departamento de salud del gobierno , que una vez más demostraron que los ingresos de la señora Zheng en ese momento se ajustaban a las condiciones para solicitar prestaciones médicas para mujeres embarazadas en 2014.

Punto clave 3: Respuesta proactiva
Después de preparar los documentos pertinentes para la Sra. Zheng, también le dimos instrucciones para que preparara un correo electrónico razonable para responder a la solicitud de documentos complementarios. Tuvo el valor de responder al consulado por iniciativa propia.

Resultados del caso:
Después de que la señora Zheng enviara el correo electrónico, recibió el mismo día una respuesta oficial del consulado, diciendo que aceptaba su explicación y estaba dispuesto a expedir un nuevo pasaporte a David. La Sra. Zheng se emocionó mucho cuando vio el correo electrónico. Fue una gran noticia para ella, que llevaba una semana entera sufriendo. La roca que había estado colgando de su pecho cayó finalmente al suelo. También compartió inmediatamente la buena noticia con Tsang & Associates, agradeciendo a nuestro servicio profesional que le hubiera resuelto eficazmente el problema.

Comentarios del abogado:
El caso de la Sra. Zheng es representativo hasta cierto punto. Debido al principio territorial de Estados Unidos, un niño nacido en Estados Unidos se considera ciudadano estadounidense. Los visados B1/B2 para ir a Estados Unidos a dar a luz se han convertido en una opción popular para muchas madres. Sin embargo, no hay que subestimar las “secuelas” que provoca ir a Estados Unidos a dar a luz, y el recurso a la asistencia social estadounidense para el parto es aún más problemático. Cada caso es diferente. Si tiene problemas de este tipo, póngase en contacto con Tsang & Associates.

*Para proteger la privacidad de los clientes, sus nombres son seudónimos.

Contenido original

Este es nuestro contenido original y se basa en nuestros clientes reales y su historia única. Tenga en cuenta que muchos de nuestros artículos e historias de éxito han sido copiados por otros. Si está buscando un profesional para servicios legales, le recomendamos que le pregunte directamente al abogado detalles sobre cómo ganar este caso y las estrategias clave involucradas. Nos encantaría compartir contigo cómo lo hicimos por los demás y cómo podemos crear una nueva historia de éxito contigo.