I-485 a través de la 245i para familias con bajos ingresos

I-485 Through 245i for Low-Income Family

  • Solicitante: Sra. López
  • Nacionalidad: Mexicana
  • Solicitar: I-485 a través de la 245i
  • Tiempo: 14 meses
  • Desafíos:
    • El cliente no creía firmemente en su caso
    • El cliente procede de una familia de bajos ingresos y baja educación, y no hablaba inglés
    • El peticionario no cumplía los requisitos para ser patrocinador debido a sus bajos ingresos
    • Dificultad para encontrar pruebas de presencia física en Estados Unidos desde hace casi 18 años

    ANTECEDENTES

    Nuestra clienta, la Sra. López, había sido empujada y arrastrada para intentar obtener correctamente su tarjeta de residencia. Sin embargo, no quería agitar el barco. Estaba razonablemente contenta con su vida y pensaba que estaría bien seguir así. Pensó que mientras mantuviera la cabeza baja y se mantuviera al margen, nadie perturbaría la pacífica vida que llevaba. Sin embargo, su hija sentía que esa no era forma de vivir la vida, especialmente la de su madre. Su hija la presionó para que obtuviera la tarjeta de residencia a la que tenía derecho y fuera su peticionaria. La madre seguía asustada por el proceso, acostumbrada a su vida de mantenerse al margen. Aunque dudaba en intentar conseguir la tarjeta de residencia, la madre decidió intentarlo por su hija. Sabían que necesitaban un bufete de abogados con experiencia en esta área para ayudar a aliviar el estrés de la solicitud de una tarjeta verde, que es cuando encontraron Tsang & Asociados.

    CLAVES PARA EL ÉXITO

    La Sra. López no había sido inspeccionada a su entrada en Estados Unidos, lo que hizo que su estancia aquí fuera ilegal. Sin embargo, era candidata a la tarjeta verde por el hecho de que su marido había entrado legalmente en el país mediante una petición basada en el trabajo antes de la fecha del 30 de abril de 2001. Esta fecha era crítica, debido a la disposición 245(i) de la Ley LIFE, que permitía a personas como la Sra. López ajustar su estatus siempre y cuando hubiera alguna forma de tener un visado de inmigración disponible para ellos. Aunque la cobertura de esa ley finalizó el 30 de abril de 2001, la Sra. López aún podía solicitar su tarjeta de residencia a través de la petición de su hija porque había estado en Estados Unidos antes de esa fecha. Lo único que había que hacer era demostrarlo con documentación y argumentación. Mientras preparábamos la declaración, descubrimos que su hija no tenía suficientes ingresos para ser la patrocinadora de su madre. Este problema se solucionó cuando encontraron a un familiar que actuara como copatrocinador. Esto nos permitió presentar la solicitud en julio de 2018, y la familia tuvo que esperar hasta junio de 2019 para conseguir una fecha de entrevista: el 30 de julio de 2019.

    Fue en este momento cuando llevamos a cabo nuestro exhaustivo proceso de preparación de la entrevista con la Sra. López, su marido y su hija. No queremos que nada sea una sorpresa para nuestros clientes, así que les preparamos lo mejor posible para todas las preguntas que puedan surgir durante la entrevista. También les informamos de lo que debían llevar para demostrar que estaban físicamente presentes antes de la fecha de 2001. La Sra. López y su marido eran personas mayores, sólo hablaban español y ninguno de los dos era muy educado. Nunca pensaron que llegaría este día, así que no llevaron un registro meticuloso ni nada parecido. Cuando fueron a la entrevista, no llevaron mucha documentación para respaldar sus afirmaciones. El funcionario de su caso no estaba satisfecho con las pruebas presentadas y envió una solicitud de pruebas (RFE) para que se presentaran más pruebas de presencia física antes de mayo de 2001.

    Cuando la gente se encuentra con un obstáculo legal, si carece de capital cultural, suele estar dispuesta a abandonar inmediatamente. La Sra. López carecía de todo capital cultural. No hablaba la lengua dominante, no tenía dinero, no tenía educación, no tenía experiencia en el trato con funcionarios de ningún tipo. Ella y su marido no estaban acostumbrados a la mayoría de las tecnologías.

    “Las personas como la Sra. López son vulnerables en nuestro sistema. Eran mayores, no sabían realmente cómo utilizar la tecnología, el correo electrónico y demás, y estaban dispuestos a presentar su petición tal cual, sabiendo que fracasaría, en lugar de esforzarse más porque ya estaban muy desanimados desde el principio. Me gustó trabajar con ellos en estos temas, porque a medida que lo hacíamos, vi a la Sra. López aumentar su confianza en sí misma y en su caso. Empezó a creer que realmente podía hacerlo”. Margaret Rosales, Paralegal

    La Sra. López y su marido creían que habían aportado todas las pruebas que podían reunir, así que les convocamos a una reunión para repasar todas las facetas posibles de sus vidas que pudieran demostrar que estaban físicamente presentes en Estados Unidos a principios de 2001. También queríamos explicarles cuáles serían las consecuencias de presentar un caso poco convincente. Perderían un montón de dinero y tiempo, y sería mejor que se esforzaran en este caso aquí en lugar de rendirse. Queríamos capacitar a la Sra. López y a su marido para que tuvieran éxito, así que acabamos dándoles instrucciones bastante exigentes sobre la búsqueda de documentación para su prueba.

    Les mostramos cómo conseguir la documentación laboral del Sr. López de su antiguo trabajo, cómo ir al juzgado para conseguir pruebas de los informes de MoneyGram para el dinero que se enviaba a México, cómo conseguir la información de las cuentas bancarias, los expedientes escolares de sus hijos e incluso la información de la afiliación al cable. Les mostramos cómo conseguirlo todo. Nada de esto por sí solo era una prueba irrefutable, pero pensamos que la gran cantidad de documentación demostraría que estas personas vivían claramente aquí antes del 30 de abril de 2001. Cuando lo archivamos no era un caso perfecto, pero era mucho mejor que el que teníamos al principio.

    SALIR

    El caso de la señora López fue aprobado en octubre de 2019. Toda la familia estaba más que agradecida de que este bufete de abogados pusiera una gran cantidad de esfuerzo en su caso. La Sra. López es ahora residente permanente de los Estados Unidos, y ella y su familia pueden estar tranquilos sabiendo que la Sra. López está exactamente donde debe estar. Podía disfrutar de su vida más que nunca ahora que no tenía que vivir con la cabeza gacha.

    *El nombre ha sido cambiado por privacidad del cliente.

Contenido original

Este es nuestro contenido original y se basa en nuestros clientes reales y su historia única. Tenga en cuenta que muchos de nuestros artículos e historias de éxito han sido copiados por otros. Si está buscando un profesional para servicios legales, le recomendamos que le pregunte directamente al abogado detalles sobre cómo ganar este caso y las estrategias clave involucradas. Nos encantaría compartir contigo cómo lo hicimos por los demás y cómo podemos crear una nueva historia de éxito contigo.